La iglesia parroquial es de planta de cruz latina, de una sola nave y ábside poligonal. Se cubre con bóveda de lunetos, y el crucero, con cúpula ciega sobre pechinas.

     El origen del conjunto es románico, como la portada, con sus seis arquivoltas. Después llegaron las consiguientes obras de ampliación, que modificaron la primitiva estructura. Estas reformas datan del siglo XVIII.

     La torre campanario es también de época posterior.